GRATUIDAD EN LAS EMPRESAS

El Papa Francisco se encontró con diversos representantes del mundo del trabajo en ciudad Juárez el 17 de febrero de 2016 y reflexionaba acerca del trabajo. Durante el primer Congreso Provincial con el mundo del trabajo llevado a cabo el 17 y 19 de febrero de 2017 en las instalaciones del seminario menor, casa Huipilco, cuyo lema es “Se buscan empresas que den una respuesta desde el corazón, lugar donde nacen las grandes decisiones para cambiar y mejorar el rumbo de la historia”; tuve el honor de ser invitado para dar una reflexión acerca de la gratuidad en la empresa, cuando se tiene un sistema de responsabilidad social centrado en la persona. Durante la visita del Papa Francisco en Ciudad Juárez hizo la siguiente reflexión, donde expresa a través de esta experiencia lo que es gratuidad dentro de las empresas:

 

“Otra vez me decía un viejo dirigente obrero: con esto, como él solo, murió con lo que ganaba, nunca se aprovechó. Cada vez que teníamos que sentarnos a una mesa de negociación, yo sabía que tenía que perder algo para que ganáramos todos. linda la filosofía de ese hombre de trabajo, cuando se va a negociar se pierde algo para que ganen todos”

¡Qué bonita reflexión ¡Todos ganamos cuando estamos dispuesto a ceder en las negociones!

Durante mi breve ponencia en el congreso, mi intención fue aportar solo dos puntos que se me hace sumamente importante expresar sobre la gratuidad en la empresa cuando se tiene implantando un sistema de responsabilidad social centrado en las personas, que a continuación expongo de manera breve:

 

En primer lugar, les quiero compartir que un sistema de responsabilidad social en sí mismo ya tiene un valor en lo que gratuidad se refiere. En otras palabras, desde que el empresario decide de manera unilateral o consensado con su equipo, el trabajar sobre prácticas para respetar la dignidad de las personas ya es un acto de gratuidad. El disponer del tiempo y el esfuerzo para lograr ir mas allá de la productividad y enfocarse en lo verdaderamente importante que somos las personas ya estamos trabajando bajo este Don.

“El sistema de responsabilidad social centrado en la persona de manera intrínseca es un acto de gratuidad”

El segundo punto importante es destacar como la gratuidad se vuelve reciproca que se da tanto de la empresa hacia los colaboradores y de los colaboradores hacia la empresa. Y en último lugar de los colaboradores y empresa hacia la comunidad. En otras palabras, la empresa desde el empresario está convencido como un acto de amor el dar algo al alma de la empresa sin esperar, nada a cambio. Posteriormente los colaboradores de manera recíproca devuelven este acto de amor hacia la empresa y por ultimo tanto la empresa como los colaboradores y junto con la sociedad (grupos de interés) estamos dispuestos a interactuar con actos de gratuidad de manera recíproca.

 

CIRCULO VIRTUOSO

Leave a Reply